12.11.09

Empezar desde CERO

Quiero aclarar que yo soy completamente apartidista. Como muchos de ustedes. Quizás algún tiempo creyeron en alguien o votaron por alguien pensando que era "el menos pior". Así lo hacemos todos cada que hay elecciones.
He leído y escuchado quejas hasta el cansancio. Y me pregunto: ¿Cuándo pararán? ¿Cuándo serán algo mejor que quejas?
No se cuándo cambio mi forma de pensar, ni siquiera sé cuando se formó o porqué. Sólo sé que, si bien ya sabía de la pasión desmedida que sentía por mi país, un día simplemente me di cuenta que tenía que hacer algo.
Mi pasión y mi amor por mi país es algo que jamás he puesto en duda. El hablar de él y el imaginarme algo tan cabrón como pa mejorarlo es algo que puede llevarme de la euforia a las lágrimas muy fácilmente. A veces, sin embargo, lo olvido. Me absorbo yo también en las quejas, en el pesimismo, el conformismo, la huevonada, y el activismo de sillón. Tengo algunos meses en Twitter y fue entonces cuando redescubrí mi pasión. O más bien, me hizo sentir viva. Quiero morirme así como me leen. Amando profundamente a mi país.

Para muchos el problema está en el gobierno. Pero no es tan así. Somos corresponsables. Los dejamos hacer y deshacer. Los dejamos atorarnos con esos impuestos ridículos, destrozar el presupuesto, hacer sus shows siempre que se pueda, ganar lo que se les viene en gana. Y es muy fácil decir que pinche gobierno, pinches medios que están de su lado, pinches ricos que no pagan impuestos, pinche país de marchas y huevones que mantenemos con nuestros impuestos y... Podría seguir. Pinche país de la mierda. Pero un país está hecho por toda su gente. Para mí, el problema principal es la cosmovisión del mexicano. Y se necesitará algo sumamente fuerte, fortísimo para cambiar eso. Es lo más difícil de cambiar en un país. Lo más. La gente no cambia nomás porque sí. No, cambia porque le pasa algo tan cabrón, que aprende de ello. Por eso para mí la única solución es REVOLUCIÓN. Llámenme loca. Pero les trataré de explicar porque después de darle muchas vueltas, es para mi la única solución posible y viable.

Mucha gente dice que basta con ser un buen mexicano, que es un granito de arena y de a poco se pueden lograr grandes cosas. Y yo digo que nací y crecí en crisis. Y antes de que yo naciera ya había crisis. Esa frasecita la vengo escuchando desde que tengo memoria y es más que obvio que no ha funcionado. Hay quien dice que la educación es la solución. Cuando? ¿de aquí a 50 años, o más? Y... ¿cómo? TODO lo que vemos, escuchamos, leemos y hasta lo que nos enseñan en la escuela es producto de las decisiones del gobierno, que además da cantidades estúpidas del presupuesto a educación, ciencia y tecnología. Conviene tenernos pendejos, ignorantes, apáticos. Hace muchos años que en la escuela no te enseñan cómo amar a tu país. Cómo luchar por tus derechos. Cómo hacerte valer. No conocemos nuestras leyes, no nos ayudamos entre nosotros, no buscamos un fin común. Porque estamos cansados, hartos. Porque así nos educaron. No sabemos vivir de otra manera.
Y que triste.
Lo vemos todo estáticamente, con una normalidad que es una farsa. Vemos con toda la normalidad que se roben el dinero, que ganen esos saliarios, que se peleen en el senado, que los pobres se hagan más pobres y los ricos más ricos. Vemos con toda la normalidad dar una mordida o pasarnos un alto. Vemos con toda la normalidad a las muertas de Juarez. Y con toda la normalidad las marchas. Las muertes por el narco. Vemos con toda la normalidad el que pisoteen nuestros derechos más básicos y que nos cobren cada vez más. Vemos con toda la normalidad trabajar como negros todos los días de 9 a 9 ganando una mierda. Al fin y al cabo, esto simplemente es México. Así funcionan las cosas aquí... ¿Cuándo empezamos a verlo todo con esa normalidad? ¿Con ese conformismo? ¿Cuándo? Y NO. NO es normal. NO ESTÁ BIEN. NO NO NO. Me rehuso a creerlo.
¿Que vamos a hacer? ¿Qué? Quiero dejar de tener ganas de irme de mi propio país. Quiero sentirme a gusto en el. Quiero tener ganas de tener hijos. Quiero quedarme aquí. Quiero hacer algo por mi país. No quiero quedarme pensando en lo que pudo haber sido y no fue.
Tenemos que empezar de cero. Arrancarlo todo de raíz. Qué fuerte. Pero estamos tan en el hoyo, vivimos de una forma tan extrema, que sólo podemos aplicar medidas extremas.
Y estoy segura que el fin se acerca. Qué viene pronto. Un país se basa en su clase media. Y no se han dado cuenta que a la que le están dando es precisamente a la clase media. Y ya está harta. Sólo falta que esté inspirada. Es ahí donde entramos nosotros. Porque lo que queremos es inspirar gente. Llegar a donde nadie a llegado, darle voz a los que no la tienen. Este movimiento lo moverá la clase media. Y la clase media somos nosotros. Ni más ni menos. Y tenemos un plan. Y obviamente no nos lanzaremos a las armas mañana o pasado mañana. Ni siquiera sabemos que tipo de revolución nos espera. Tenemos que desarrollar un plan de aquí a un año, quizás más. Movernos, inspirar, motivar, movilizar, crear, idear... La única solución, sin duda es empezar de cero. Aplastar toda la mierda. Arrancar todo de tajo.
Pero vamos paso a paso. Poco a poco. Tranquilos. Seguros. Con estrategias claras. tenemos que ser muy inteligentes y muy precisos. Anticiparnos y prepararnos a lo que se viene.
Será como cualquier trabajo. Un trabajo que traerá muchas remuneraciones, pero jamás en dinero. Un trabajo donde tendremos que invertir nuestro tiempo, nuestras ideas, nuestro esfuerzo y mucho mucho amor. Porque es lo mínimo que se merece si no este país, los hijos mexicanos que vendrán después que nosotros.


Ah! Y necesitamos mercadologos, abogados, doctores, comunicologos, rocktars, hippies, nacos, fresas, ingenieros, administradores, catedráticos, profesores, periodistas, maestros... En fin. La etiqueta que gustes ponerte, eres bienvenido. Lo único que requerimos es que quieras luchar por tu país

8 comentarios:

Javier Pacussich dijo...

Me parece interesante, logico y al grano, felicidades

El Magallanes dijo...

No Mames!!! parece que leí a mi propia conciencia, sólo que yo no tengo la habilidad de decirlo como tú.

Estoy contigo

msn: q_coraul@hotmail.com
mail: hrmm04@gmail.com
blog: http://el-magallanes.blogspot.com

jfco_aviles dijo...

Me parece perfecto, es lo que pienso, es lo que he dicho desde hace mucho tiempo atrás...son muchos los que se quejan, pero se quedan ahi y como borregos, hacen lo que los demás; hay un problema nacional y a darle más atención al chupacabras (1994), al clan trevi-andrade (1998) y asi puedo citar mas, que son las estrategias que se juegan para adormecer a los demás y desviar sus miradas del verdadero problema, para enajenarse en lo que el gobierno quiere para de esta manera, manipular mas.
Me gusta la idea, me apasiona....Estoy adentro

Marduk dijo...

Coincido en muchas de las cosas que dices, siempre he pensado que los cambios de fondo son los unicos que realmente impactan en el conciente de las personas, sin embargo estos cambios son muy fuertes y requieren de mucho cuidado y estrategia, si puedo aportar en algo hazmelo saber.

Saludos

Marga Britto dijo...

Estoy contigo mujer, comparto el sentimiento. Hay que cambiar de mentalidad, empezando por dejar de ver a los politicos como gente superior e inalcanzable, son nuestros empleados, nosotros les pagamos y el que no haga bien su chamba: a la p...a mier...da

Tengo una carta desde hace meses, una carta abierta al presidente calderon, la voy a publicar en mi blog en las siguientes semanas, asi queria empezar a alzar mi voz. Pero veo que somos muchos los que pensamos lo mismo, y queremos lo mismo. Tenemos que hacer un frente, fuera de los partidos, real de la sociedad, donde el unico interes es "desintoxicar" a esta pais, para poder respirar.
Mi lema es largo, pero es lo que creo profundamente:
"Somos un pueblo al que rezar ya no le es suficiente para defenderse de su propio pais".
Estoy contigo, soy comunicologa, en que apoyo?

cruz dijo...

Te felicito por la iniciativa, es una tarea titánica, mas no imposible, atinadamente buscas el efecto viral de las redes sociales; al igual que tu, y leyendo algunos comentarios soy una de las personas que siente una especie de impotencia por la apatía de la gente, que solo se queja pero no deja de ser parte y sigue contribuyendo con la corrupción, me sumo a la causa, tu amigo: Mario cruz3442@hotmail.com

Edgar Clement dijo...

Pues tienes razón, paraece que este texto lo hubieras escrito hace 12 horas mientras debatía con... ¿cómo se llamaba?... no sé. Lo que sí me va quedando claro es que ya empezamos a ser varios los que vamos llegando a las mismas conclusiones.

Veamos cómo avanza la historia, estemos atentos y que no decaiga el ánimo. Hoy más que nunca, en cualquier momento nos va a tocar dar el tirón.

Ontobelli کτγℓع dijo...

Muy interesante, pero ninguna revolución armada ha logrado cambiar la vida de la gente, ni mejorar sus condiciones.

En lo que estoy de acuerdo es en que ya estamos hartos y debemos hacer algo.

Yo ya empece a despertar conciencias en la red y pronto seremos millones los que estemos exigiendo un cambio radical.


Si el cambio es violento será porque el stablishment se niega a un cambio pacifico.

Pero debemos actuar en todos los niveles y con todas las herramientas a nuestro alcance.