19.10.10

¡Arriba las putas!

"¿Sabes qué está del nabo? En este pinche país las mujeres no tenemos la misma libertad sexual que los hombres" Emo sonrió, es importante recalcar ese hecho. Sonrió, no rió. Sonrió como dándome la razón. Sabe que la tengo. Llevo meses pensando en este post, pero no sabía cómo escribirlo. 

   En México si llevas una vida sexual divina, sorry, eres una puta (si eres mujer). Pinche promiscua, pecadora, ¿Quién te va a querer así? 
  He de decirlo, gracias al papá dios de los pobres, a su dios católico, ése que no les permite disfrutar de su cuerpo en plenitud. Qué lástima. Y tenemos que agradecerle también a nuestras mamases (sic), a las novelas, a las películas de Disney (ya sé que insisto con lo de las películas de las princesas), las telenovelas y la religión. Oh sí, señor mío. He ahí las cuatro razones por las que tenemos mujeres insatisfechas (vulgarmente conocidas como "malcogidas") que no saben cómo hacer un Blow Job ni han tenido la dicha de disfrutar del kama sutra.  
   En México el término fuckbuddy es raramente conocido. Pero léanlo bien: Mientras más preparada esté una mujer, más disfrutará el sexo. Por eso, les explico: Fuckbuddy es una persona que básicamente sólo está para coger. No hay amor ni enamoramiento de por medio. Eso sí, conoces su background (por aquello del Sida y esas cosas) y sólo basta una llamada para satisfacer tus necesidades básicas. 
   No, en México (y en general en los países latinoamericanos) se asocia al sexo con amor, y son cosas completamente diferentes. Y créanme: sí es completamente distinto tener sexo con tu pareja de meses o años a tener sexo con un tipo por el que sólo sientes ganas de coger.
  Otra cosa que me parece de suma importancia y que muchas mujeres no llevan a la práctica en la cama: comunicación. "Me gusta eso", "así", "del otro lado"... Que alguien me explique porque las mujeres no dicen lo que les gusta y lo que no en la cama. Y eso sí, si no lo has probado ¿Cómo sabes que no te gusta? Es tu cama, es tu sexo, es tu placer... ¡Qué más da que digas lo que te gusta y lo que no! 
   Ya sé que ya estás pensando otra vez en el amor. Ya te dije que no hay tal. Sexo y amor son cosas distintas. Pueden ir juntas, sí. Pero no son necesarias. Puedes amar a un hombre que no te pone las cogidas de tu vida (me ha pasado) pero que con comunicación puede mejorar. Y puedes coger con un wey que no amas (que quizás puedas amar, aunque no me ha pasado). O puedes amar a un güey que desde siempre te cogió divino. Bleh, las mezclas están variaditas, no importa gran cosa. Lo importante es que sepas diferenciarlas y saber que puedes coger sin amar. Así de sencillo. 
   Seguro piensas que estoy loca, que cómo una vieja como yo va a venir a decirte después de tantos años que puedes ser una casquivana, ¿no? Pues puedo y te lo voy a decir. El sexo es una de las cosas más deliciosas jamás creadas por la naturaleza y no hay manera de vivirlo en su máximo esplendor hasta que tienes un orgasmo y después de práctica y de un buen partner y autoconocimiento, orgasmos múltiples. Y triste pero cierto, muchísimas mujeres en el mundo jamás han tenido uno. Lloro. 
   Ah y volvemos a lo mismo. ¿Quién te va a querer si ya estás usada, no? Tache. Si hay algún pendejo que piense eso, definitivamente es que no es el hombre para ti y solamente hará tu vida más miserable. ¿Llegar virgen al matrimonio? Si es por convicción me parece muy respetable, pero no te aseguro que tengas una vida sexual plena. Hay que probar la mercancía antes de comprarla porque un día puedes encontrarte siendo la mujer más insatisfecha del mundo. ¿Eres una puta? Pffft,  ¿Quién lo dice? Oh sí, ésos que dicen que ya te quemaste con medio mundo, ¿no? Y explícame; ¿Ellos por que si pueden andar cogiendo con quién sea? No me queda claro. Si buscamos un mundo de iguales, creo que deberíamos tener sexo igual que ellos. 
   Ah, sigue sorprendiéndome el tratar de luchar contra corriente, contra los instintos naturales de uno. No hay nada de malo en el sexo, que al finalizar sólo deja lindas estelas de endorfinas y relajación. Díganme, si diosito no quería que sintiéramos esas cosas ¿Entonces para qué inventó el sexo? Okay, esto es pura psicología invertida y nomás estoy intentando convencerlas. 
   
   Cuando Emo sonreía dándome la razón fue que le dije: "Pero tú te crees que es tan fácil deshacerse de las ideas y miedos con los que fue criada. No. Es lo más difícil." En esa parte de nuestra vida, de muy chiquitas es que nos enseñan que nuestra misión en la vida es estudiar (ay sí, ya estamos en la modernidad) y casarnos para dejarlo todo. Porque una mujer enamorada se obnubila (tema para otro post). Es bien difícil tratar de pensar distinto y ver a tus congéneres casándose y reproduciéndose cuál conejos. Se nos enseño a depender de los hombres, a sentirnos protegidas por ellos, a ser el "sexo débil" Es difícil soportar la presión social del "puta" o "quedada". Díganme qué princesa de Disney o qué protagonista de novela no termina con un hombre. No la hay. Es cómo si nuestra misión en la vida fuera esa. Lloro. ¿Y dónde están las mujeres sexualmente satisfechas? ¿Las madres trabajadoras? (aunque aquí me alegro mucho porque cada vez hay más) ¿Los niños y niñas que son criadas a la par por padre y madre? ¿Las mujeres que tienen una carrera profesional igual de larga y fructífera que la de un hombre? ¿Dónde están las mujeres que cambiaremos a este país? 
   Porque ustedes verán, he aquí el meollo del asunto: ¿Quiénes crian al mundo? Sí, nosotras. Esto que vemos a nuestro alrededor es nuestro. Básicamente podríamos rulear al mundo (muajajaja) y cambiarlo. Porque somos educadoras desde hace siglos y no tenemos ni idea de nuestro papel en el entramado social del que formamos parte. 

   Yo mientras tanto he aprendido a confiar más en las putas simplemente porque son las que más saben que tenemos exactamente el mismo derecho que un hombre de disfrutar de nuestro cuerpo y de descubrirlo en plenitud. 

Nota: creo que la RAE debería cambiar el significado de esa palabra. Y ya entrados en el tema les dejo esto, nomás pa' que vean que hasta en nimiedades traemos el machismo bien metido.


4 comentarios:

Lata dijo...

Chale, primero: AMO la palabra casquivana. Segundo, te cuento algo que nos platicó una amiga. Estaba esperando afuera del consultorio de su médico (no era ginecólogo... creo) y encontró una revista o libro, no recuerdo. Se puso a verlo y llegó al término "Puta" y decía: Mujer que ha tenido relaciones sexuales con más de cinco hombres.

¡Plop! ¿Putas? ¿Re-putas? ¿Re-re-re putas? ¿putísimas?

No sé, creo que a mí edad (ajusto el bastón) esas cosas ya no me afectan. Creo que sí son términos que han quedado atrás.

La vida sexual de una persona es de una, o de dos (ella y su pareja), de nadie más. Así que si ella tiene n mil parejas (las envidio profundamente) es pedo de ella. Si tiene una sola pareja, es cosa de ellos dos lo que sucede en su cama.

Pero es muy cierto que en México no hay suficiente apertura para "aprender a conocernos". Y mira que eso me lo vino a enseñar un extranjerito. Me dijo: Che, cómo vas a saber qué te gusta si no te exploras. Y tenía toda la razón.

Yo digo que ante todo debe de haber respeto: si alguien quiere ser célibe, es respetable (aunque doloroso), si alguien quiere tener una vida sexual abierta y pública, allá ella, si alguien quiere tener muchos amantes, adelante, es su problema.

Diría una amiga "Cada quien su cola". (me da mucha risa ese término).

Pero eso sí: todas deberíamos de explorar lo que nos gusta y lo que no. En privado Y en pareja. Porque muchas veces lo hacemos en privado pero con la pareja nos cohibimos. Y, ¡¿qué es eso?!

En fin, esa es mi opinión. jajaja. Casquivana mendoza (ash, ojalá...)

PanteraAzul dijo...

Sabes, hay un Blog llamado "Todas somos Putas", es la neta, yo en lo personal, le doy un valor especial al termino, y seria genial que mas mujeres le dieran un sentido mas rico y placentero.

Creo que entre mas "Puta" es una mujer, mas honesta, en el plano sexual puede ser.

Yo tengo la "mala", por decirlo de cierta forma, experiencia de compartir cama con una mujer que la parte erótica, intima, sexual, se le complica mucho, y desafortunadamente, por cuestiones insalvables, creo que seguirá así, pero si por mi fuera, seria tan puta como la mejor.

Saludos

Sinhué Sierra dijo...

Ahm está muy cabrón lo que estas diciendo o tratando de decir, entiendo muy bien tu punto que, a fin de cuentas, se reduce a el por qué si una mujer tiene sexo prematrimonial o con mucha frecuencia o con muchas y diversas parejas se le considera "puta" y a los hombres no. Pero hay una parte del texto que creo demerita lo bien que estaba tu punto y es la parte que dice y cito "¿ellos por qué si pueden andar cogiendo con quien sea....si buscamos un mundo de iguales, creo que deberíamos tener sexo igual que ellos." En esto que escribes creo honestamente que cometes un grave error, ya que tú misma abres la puerta para desviarte del punto climax de tu reflexión. Al hablar de igualdad en el mundo es triste que lo reduzcas a lo sexual ya que, honestamente, hay mucha discriminación laboral al hombre, que desgraciadamente, se reduce a lo sexual jajajaja pero vaya, no creo que sea el caminoa decuado no? Yo no soy machista pero tampoco creo en el feminismo radical,e se que buscó equidad social en los 60's y que ahora se queja de la "falta de caballerosidad" pero que pide ser tratada como igual....no es lo mismo igualdad, que equidad. Ahora el término puta es una forma corta de hacer referencia a una prostituta la cual es "una persona que tiene sexo con otra a cambio de una remuneración". Partiendo de ahí aquellos que usan el término en forma despectiva para una mujer que tiene sexo con diversas parejas sexuales es una persona de poco criterio y conocimiento a nivel de semántica y contextual. pero el término se convirtió en parte del caló de nuestro idioma y ya no solo aplica a las mujeres, devienen de ella: Puto, putería, putísimo, putazo, putiza, putada, putañón, putito, putón; y en contexto de producción más amplio: hijo de puta, la puta que te parió, tu puta madre, puto el que lo lea, etc.

Sinhué Sierra dijo...

Creo que el calificar de puta a alguien raya en el racismo y el problema del racismo siempre ha sido interno, las mismas mujeres son las que califican de putas a las mujeres y lo hacen solo por ignorancia y por temor. La que califica de puta a otra es solo porq no se atreve a darse la libertad de hacer con su cuerpo lo que desea y ahi es donde entra lo que les fue inculcado en la infancia, pero, por qué permitir eso, es solo darle más importancia de la que tiene, el libre albedrío no es un ragalo, solo es una gama de opciones. No tengo que andar cogiendo solo porque tengo pene, pero si tengo ganas de hacerlo puedo intentar conseguirlo. Además hay otro punto crciald e la discusión, para tener sexo se necesita de 2, en el sexo heterosexual (para no entrar en una discusión con más variables que constantes) se necesita de un hombre y de una mujer para consumar el acto sexual, es ahí donde radica el poder más grande que mueve al mundo: SI UNA MUJER NO QUIERE NO PASA NADA, para que se consume el acto la mujer debe permitir al hombre introducir su pene en su vagina; un hombre no se coje a una mujer, la mujer es la que decide a quien "deja entrar". En base a ese "poder" de elección gira el problema y la solución de todo porque el hombre busca maneras de convencer a la mujer para que acceda. no hay igualdad en este punto, la decisión es de la mujer, hay equidad porq ambos tienen organos sexuales. Habría igualdad en una relación homosexual pero ya......Así como no debería existir "la puta del salón" "la puta de mi vecina" o "tengo una amiga bien puta" y haber encontrado e inculcado un respeto hacia las decisiones personales de cada individuo, ahora tmb el hombre es tachado por tener "muchas" (es totalmente subjetivo este adjetivo) parejas sexuales o actos: "ese wey es bien pito fácil" "es un pirujo" "el clásico mujeriego" "nada más te quiere cojer"....

Es una charla de nunca acabar, solo creo que debemos de disfrutar lo que tenemos, aquí y ahora, y ejarnos de preocupar por lo que hagan los demás...la lucha es interna y el prójimo sólo es eso, el individuo próximo más cercano a nuestra persona pero más lejano a nuestra individualidad. Saludos