5.11.10

Amarse

"Uff qué horror ésas que ponen fotos de sus tetas" Me quedé pensando tras esta afirmación. ¿Por qué se ofenden? ¿Por qué las encuentran de mal gusto? En verdad no lo entiendo. Al menos no ahora. Antes, cuando yo era más mocha, hacía ese tipo de afirmaciones. ¿Cuándo cambió la cosa? No lo sé. Pero no lo entiendo. No le veo lo malo a que alguien ame profundamente alguna parte de su cuerpo para enseñarla. Hay quien dice que es porque no se quieren; yo pienso todo lo contrario. Deben de quererse mucho para mostrarse así. Sin tapujos.

   Recuerdo una vez, cuando hacía mucho calor y había unos niños de 3 o 4 años correteando desnudos por el balneario y entonces mi abuela dijo "qué rico andar así". Por aquel entonces yo tendría unos 15 años y le pregunté el porqué de dicha afirmación. Sin titubear me dijo "a esa edad no te importa andar desnudo, no te da vergüenza". Me acordé de eso porque hace mas o menos tres años caminaba yo por la Gran Vía en Barcelona y de repente me salió al pasó un hombre de mas o menos unos 60 años, sonriendo completamente, cargando la bolsa de sus compras (sólo eso); sí, pelotas al aire, descalzo y con una sonrisa de oreja a oreja. No pude más que reírme con él. Lo vi, sí lo vi. Pero no me causó ni repulsión ni nada. Sólo me dieron ganas de sonreír. "Qué tipo tan libre", pensé.

   También he de decir que jamás había visto tantas tetas. Qué impresión. Viniendo yo de México, dónde no hacemos esas cosas. Jajajá. Terminé por acostumbrarme y por admirarme bastante. También a los gays. Porque un día, sin querer terminé en las olimpiadas mundiales gays. Yo fui la que se sintió rara. Y me imaginé como se sienten ellos en medio de un mundo heterosexual. Pffft. Qué sensación tan extraña.

   Y entonces pienso, si a la gente le da la gana andar por el mundo desnudos, si le da la gana poner sus fotos en pelotas... ¿Qué hay de malo en ello? Sean las razones que sean. Según yo, sólo significa que se quieren mucho. O que les gusta algo de su cuerpo. A algunos les gustan sus ojos, y los muestran. A otros más les gustan sus nalgas. O quizás sus pómulos. Tal vez sus orejas. O labios. O voz. O mirada. O cejas. O piernas. O pene. O... Siempre hay una parte de nuestro cuerpo que amamos. ¿Está mal querer enseñarla? ¿Está mal decir "a lo mejor no estoy buenísima, pero qué buenas tetas tengo." ¿Y acto seguido tomar una foto y enseñarla? Esto va más allá de la libertad de expresión. Es la libertad total de amarnos. Y de amarnos presumiendo. Enseñando.

   Entonces me paso por el arco del triunfo esos comentarios de "attention whore" y de "Qué oso con la gente que pone sus avatares enseñando". Yo no. Que yo no lo haga, no significa que esté mal. Al contrario, lo celebro. Lamento mucho también no tener esa educación donde vale madres enseñar. Yo soy más bien pudorosita (a veces). Pero celebro a la gente que se ama tanto para mostrarse. Y la postura esa de "si enseñan es porque no se quieren" o "si disfrutan su cuerpo no tienen amor propio". Jajajá. Al contrario, según yo, lo tienen en demasía.

   Eso de amar tu cuerpo está subvaluado.

2 comentarios:

Jos Velasco dijo...

¡Chiiichis! ¡chiichis!!

Ok no pues.

:)

PanteraAzul dijo...

Cuanta razón tienes, a mi en lo personal me encanta mostrar lo que me gusta de mi, y hasta lo arreglo para que se vea mas guapo, al final es coqueto, jejejeje.

Creo, como bien dices que todos tienen libertad de mostrar su amor propio de la forma que más les agrade.

Saludos